• Ángel Oñate

Zurich, expertos en la gestión de tus riesgos en comercios


Uno de los siniestros más frecuentes en comercios son los robos. Lamentablemente, éstos , además de que suponen sustracción de mercancía o dinero, producen también importantes daños materiales en los locales e instalaciones, y por tanto, incrementan el perjuicio para su negocio.

Además, la situación económica actual tiene una relación directa con el número de estos delitos.

Es importante, por lo tanto, realizar cambios en los hábitos de actuación de dueños y empleados o implantar sistemas de seguridad para ayudar a reducir estos siniestros.


Estos sencillos consejos que se proponen a continuación, pueden ayudarle a hacer más seguro su negocio. Hay 8 factores de riesgo que bien controlados hacen que la probabilidad de un robo se reduzca considerablemente:

PREVENCIÓN

1 Dinero en efectivo: Mantenga sólo un mínimo, depositando el dinero en una caja fuerte o en el banco. Al transportar dicho dinero, varíe periódicamente las rutas, tiempos, personal y vehículos. 2 Formación: Procure formar a los empleados en técnicas de vigilancia, utilizando las propias imágenes del establecimiento para identificar los comportamientos habituales de los ladrones. 3 Inventario: Realice frecuentemente registros de inventario. Apoyarse en soluciones tecnológicas permite mayor exactitud y rapidez

4 Apertura y cierre: Manténgase alerta mientras usted y sus empleados abren y cierran el negocio. Desconfíe de personas sospechosas que merodean cerca. Si es posible, en horas de cierre, retire y guarde en lugar seguro o proteja adecuadamente la mercancía de valor de sus escaparates y vitrinas. 5 Caja fuerte: Cambiar la combinación de su caja fuerte periódicamente es necesario. Si es posible, establezca códigos diferentes para cada persona para poder controlar los accesos a la misma. 6 Personal ajeno: No comparta con otras personas ajenas al negocio información interna sobre número de trabajadores, horarios internos, zonas sin vigilancia o puntos débiles.


7 Accesos: Los vehículos de la empresa deben estacionarse separados del edificio para que no puedan ser utilizados para trepar a la azotea. También deben eliminarse los puntos que obstruyan la visibilidad de las entradas, como vegetación, cubos, envases, o material auxiliar. Dentro de lo posible no deberían realizarse tampoco almacenamientos exteriores.

8 Gestión de riesgos: Es necesario realizar una buena gestión de la seguridad, por ejemplo, estableciendo procedimientos, programas de mantenimiento, revisión de las instalaciones, control de accesos, cambio de llaves o cambio de contraseñas.

PROTECCIÓN


Protección física estableciendo medidas perimetrales como verjas, puertas exteriores de seguridad o bolardos, en función de las características de su comercio. Atención a posibles accesos a través de patios interiores poco vigilados o locales colindantes, especialmente si están desocupados. Asegúrese de que también protege bien dichas vías de entrada.

Protección electrónica instalando sistemas anti-intrusión conectados 24 horas con una central receptora de alarmas y conectada a la policía. Verifique el sistema con regularidad para determinar si funciona correctamente. Siempre que sea posible recomendamos la instalación de un circuito cerrado de televisión (CCTV) de alta definición, que evite puntos muertos y permita identificar y seguir los comportamientos sospechosos.

Personal de vigilancia siempre que sea posible.

Iluminación, basada en instalar luz adecuada, tanto dentro de las instalaciones como fuera.

#proteccion #prevencion #comercios

664 484 777

C/ Dean Martí, nº 46, entlo

12004 Castellón de la Plana

Copyright © 2019 Zurich.